This website uses cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para realizar análisis de uso y de mediación de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si estás de acuerdo pulsa ACEPTAR o sigue navegando. Puedes cambiar la configuración u obtener más información haciendo click en Más información

“La gestión del entusiasmo en la farmacia" centra el último acto de AFEZ

La conferencia, patrocinada por el laboratorio Aristo, fue impartida por Juan Buil ante la presencia de más de sesenta farmacéuticos.

El pasado 22 de mayo se celebró en la sede de AFEZ, la conferencia "La gestión del entusiasmo en la farmacia. Clave para enamorar a los clientes" impartida por Juan Buil, profesor de ESIC y socio director de Motio consultores. La sesión estuvo patrocinada por el laboratorio Aristo.

El acto fue presentado por Fco. Javier Ruiz Poza, presidente de AFEZ, quien destacó el papel de las asociaciones empresariales en cuanto a la organización de eventos y las posibilidades que da el pertenecer a instituciones distintas a la corporación farmacéutica para defender los legítimos intereses de la oficina de farmacia. "A través de la AFEZ, estamos presentes en instituciones de perfil empresarial como CEOE Zaragoza y la Cámara de Comercio, que apoyan el modelo de farmacia española", subrayó.

Acto seguido intervino Juan José Jiménez, que realizó una breve presentación del laboratorio Aristo de origen alemán del que es director comercial. Durante su discurso, destacó su amplio vademécum y su rápido crecimiento en España: "Aristo apuesta por la farmacia española con productos de alta calidad y servicios de alto valor añadido para el farmacéutico", concluyó.

Posteriormente, el consultor Juan Buil impartió la conferencia "La gestión del entusiasmo en la farmacia". En su intervención, Buil aportó datos y ejemplos para demostrar la conveniencia de cuestionarnos nuestra fantástica realidad, ya que solemos vivir rodeados de lujo o de una comodidad que nos mantiene adormecidos y dificulta ver la realidad completa.

Para mejorar la motivación propuso una metodología con diversos ejercicios: El primero fue que los asistentes redactaran su esquela con el fin de que pensaran como les gustaría ser recordados o qué valores elegirían para que guíen su vida, algo tan sencillo y obvio como trasladar el concepto de cultura empresarial a la propia persona. "El entusiasmo se transmite y el cliente de la farmacia lo percibe y por eso elige para visitar la farmacia entusiasta y positiva", aseguró, pero recordó que "el reto no es saber lo que hay que hacer, sino hacerlo".

La jornada contó con la presencia de más de sesenta farmacéuticos que salieron altamente satisfechos de su asistencia a la sesión.